695 208 113 | L-V de 8:00 a 13:00 y de 15:00 a 19:00 h [email protected]
Todo

El USB es uno de los puertos más utilizados por infinidad de dispositivos en sus diferentes formatos. A lo largo de los años se ha tenido que ir adaptando a las necesidades de la tecnología que se iba lanzando al mercado y ha variado en ocasiones su tamaño como son los casos del mini USB y el micro USB.

2000px-superspeed_usb-svg

Lo mismo ha sucedido con su velocidad. La capacidad de nuestros discos duros ha ido aumentando y al mismo tiempo el tamaño de nuestros archivos. Por eso el USB 2.0 ha perdido eficacia, aunque de momento es el más extendido, con su tasa de transferencia de 480 Mbps. El USB 3.0, a diferencia de este, transfiere a 4,8 Gbps, lo que significa que es 10 veces más rápido que su antecesor, además de ser capaz de proporcionar 900mA de corriente contra los 500mA del USB2.0, por lo que es capaz de cargar nuestros dispositivos más rápidamente.

Pero, ¿cómo podemos distinguir un puerto 3.0 si físicamente és igual que un 2.0? Porque la base de todos los conectores USB 3.0 es de color azul. Podemos conectar dispositivos USB 2.0 en bases 3.0 y viceversa, són totalmente compatibles, pero siempre que los mezclemos la velocidad de transferencia será como un 2.0. Por lo tanto, para que la velocidad sea la de un USB 3.0, tanto dispositivos como cables deben ser compatibles y la base de sus conectores debe ser de color azul.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

preloader