695 208 113 | L-V de 8:00 a 13:00 y de 15:00 a 19:00 h [email protected]
Todo

Cable Ultra HDMI 4K 1.5m Biwond

Si os acercáis a la sección de cables de cualquier centro/tienda que se dedica a venderlos, o de cualquier tienda online como la que os estoy preparando, podréis ver que existen diferentes tipos de «calidad», además de diferentes versiones de cable. Con lo de versiones me refiero a que veréis que unos son HDMI 1.3, o HDMI 1.4 incluso HDMI 2.0. Además os ofrecerán cables de diferente precio, justificando este como que son de mayor calidad.

La realidad es que no existe cable HDMI que transmita «con mayor calidad» que otro, la única variación puede venir de la calidad de construcción del cable, o la resistencia a impactos y tirones.

Lo que sí que es cierto es que hay diferentes versiones de cable y cada una con su memoria histórica y capacidad de transmisión según necesidades de la época. Voy a profundizar un poquito en esto, sin entrar en datos técnicos, porque es algo que llama la atención.
En su momento los cables HDMI fueron creados para transmitir señales de reproductor de DVD al televisor. Se creó la versión 1.0 creyendo que poco más sería necesario en un cable de estas características.

Tres años después llego la versión 1.2. Los ordenadores comenzaban a incorporar puertos HDMI y se necesitaba un cable que fuera capaz de soportar los diferentes formatos de vídeo y resoluciones de las pantallas de los PC.

Un año más tarde aparece la versión 1.3 en la que se mejora notablemente la transmisión de audio utilizada en los HD-DVD i Blue-ray, además de mejorar la calidad de transmisión de colores que necesitaban las PlayStation3 y Xbox de la época. Aparece el mini HDMI, en principio destinado a videocámaras.

En 2009 aparece la versión 1.4,
capaz de transmitir resoluciones superiores al Full HD, o sea, el famoso 4K. También es capaz de transmitir vídeo en 3D y aparece el micro HDMI pensado para implementarlo en móviles y cámaras digitales.

Y para terminar, la versión 2.0. Es la última conocida, y apareció en 2013 para adaptarse a las necesidades de las nuevas tecnologías. Lo más destacado de esta versión es que amplía destacadamente el ancho de banda del cable, para que me entendáis, amplía carriles de su autopista de datos, para mejorar sustancialmente la capacidad de transmisión de audio y ofrecer características que, de momento, pocos equipos son capaces de exprimir.

A día de hoy comprar un cable HDMI 2.0 no vale la pena por lo citado anteriormente, a no ser que tengamos equipos que lo demanden en sus especificaciones, pero si queremos estar a la última «por si me sirve algún día» podemos comprarlo a modo de prevención, aunque para cuando los aprovechemos realmente, habrán bajado bastante de precio (a fecha de hoy, febrero de 2017, ya se ha notado la bajada).

Otra cosa importante sobre los HDMI a tener en cuenta: Llegaron para sustituir al euroconector y el tipo de señal que transmite es diferente, así que no existen cables de euroconector a HDMI ni viceversa. Por mucho que los chinos nos los quieran vender en sus tiendas NO FUNCIONAN. En el caso de querer conectar uno con otro necesitaremos un conversor de señal. Más adelante os hablaré sobre esto.

Para estar a la última: http://www.hdmi.org/

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

preloader