Todo

 

Hoy en día disponemos de múltiples tamaños, opciones y precios, y me gustaría hablaros del tema para que no cometáis los típicos errores al elegir vuestro nuevo y flamante televisor.

 

ERROR 1. Tamaño

 

Lo primero es saber a qué distancia vamos a colocar el televisor del sofá. En realidad no pasa nada si nos pasamos de tamaño o si nos quedamos cortos, verla la veremos igual, pero para disfrutarla en todo su esplendor y gozar de la máxima comodidad al visionarla se recomienda lo siguiente:

 

En televisiones Full HD la distancia de visionado ideal es 2,6 veces la diagonal del televisor, por ejemplo: Si tenemos una 40″ la medida de punta a punta de la tele en diagonal es de 101,6 cm. Lo multiplicamos por 2,6 para saber la distancia de visionado (101,6 x 2,6 = 264). 2,64 metros es la distancia ideal para ver una 40″ Full HD.

Si nos decidimos por uno de resolución 4K la distancia de visionado ideal es de 1,3 veces la diagonal del televisor. Fijaros que gracias a su mayor resolución, nos permite colocarnos más cerca para apreciar mejor los detalles de la imagen.

 

Hay que tener en cuenta que un televisor 4K la mayoría de veces no transmite a su resolución máxima por razones que expongo a continuación, así que yo me ceñiría al cálculo con la medida de Full HD.

 

ERROR 2. Resolución

 

Lo típico es que, actualmente, os encontréis teles Full HD (1080p) o 4K (Ultra HD). Las Full HD son más económicas que las 4K, aunque poco a poco se van igualando en cuanto a precio pero las 4K ofrecen 4 veces más resolución que una Full HD. Además os encontareis que os ofrecen televisores 4K o 4K con HDR.

 

Personalmente no creo que merezca la pena una 4K aunque las 4K con HDR mejoran sustancialmente la visión gracias a la viveza en los colores y no sería para nada una mala elección. Además, al menos en España, cuesta encontrar contenido 4K aunque cada vez se está extendiendo más. Por lo general no se le saca partido si lo que hacemos es ver la programación que ofrece la tdt como más de la mitad del español tipo. Las consolas actuales no alcanzan tal resolución, internet apenas transmite streaming en 4K (y si no tenemos fibra óptica vamos mal), el único formato capaz de reproducir 4K son los blu-ray (y solo los de última generación), y, como hemos dicho, por TDT no nos llegan resoluciones HD reales por culpa del bitrate, pero eso ya es otro tema.

 

ERROR 3. Conexiones

 

Tenemos que tener muy claro lo que vamos a conectar a nuestro televisor para elegir uno que nos brinde las entradas y salidas necesarias para las conexiones deseadas.

Parece poco importante, pero yo diría que es lo más importante. Cada vez me encuentro más gente que solo se fija en tamaño, resolución, y sobretodo precio, pero luego no se acuerdan que quieren conectar un home cinema antiguo (por ejemplo) y, después de elegir y hacer el desembolso, se dan cuenta que su nueva tele no tiene entradas analógicas, así que tienen que gastar más en conversores de señal y salen perdiendo.

 

ERROR 4. Fijarse solo en el precio

 

Básicamente un resumen de los errores 1, 2 y 3, así que, en conclusión, vale mucho la pena tener en cuenta estos consejos si queréis acabar ahorrando dinero. Y no por que la televisión sea más cara o más barata va a ser mejor o peor, todo depende de vuestras necesidades.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Échanos una mano

¡Comparte este post con tus amigos!